NO TE NIEGUES SENTIR

Hoy en día al momento que las reacciones llegan a ser dueñas de nuestros cuerpos y de nuestro vivir, siempre he escuchado a personas que te dicen “NO LLORES”, “NO TE DEPRIMAS”, “SONRÍE”, “SÉ FELIZ”, entre otras muchas cosas que sólo pienso ¡QUE ABSURDO! Y lo que quiero decir con esto es muy sencillo si estas triste LLORA, si te sientes feliz RÍE, si te sientes deprimida SIÉNTELO, sencillamente siente la emoción, escápate si es necesario, escóndete para responsabilizarte de tus actos y saber cómo avanzarás, las emociones no podrás controlarlas, pero cuando lleguen es imperativo que las sientas y las vivas en el momento.

Alguna vez salió un post por la red social Facebook donde mostraba dos pastillas una roja y otra azul, la primera si la tomabas decía: puedes regresar en el tiempo y reparar todos tus errores; la segunda decía: 5 millones de dólares; cuando veía los comentarios gran parte decía que tomaría la del dinero justificando que lo realizado, errores y vivencias es lo que hasta ahora ha formado dando por resultado quienes son ahora, allí me comencé a cuestionar si cada uno con experiencias parecidas no deberían también tener similitudes en su vivir, definitivamente NO, no es sólo las experiencias, sino es el carácter, la personalidad y alguna vez escuché esta frase “Al hombre no lo define lo que le toca, sino lo que hace con lo que le toca” somos lo que somos por la educación, por la suerte en donde juega al saber dónde nacimos, precisamente cada una de ellas van formando nuestras reacciones antes las situaciones similares y es allí donde nos damos cuenta que comenzamos a ser distintos, si todos hubiéramos reaccionado igual seguramente la esencia de la perfección estaría desaparecida porque ya no habría curiosidad por descubrirla y aún más por intentar definirla.

Finalmente, lo que sí puedo asegurar es que al enfrentar cualquier situación y lo que finalmente nos define es LA ACTITUD frente a este realismo, que no es mágico y no es soñador, sino es diario, es ácido, es cruel, pero es la realidad que tenemos, no existen momentos ideales, personas ideales, el consejo ideal, no existe sencillamente la vida ideal, pero lo que sí existe es LA ACTITUD IDEAL, esa misma que hace que avances en tus metas, que hace que tus reacciones sean tan apasionantes para vivir ese momento como único, que tu valor de vida y único en cada paso que das sea tu presente, parte de tu pasado y el inicio del futuro.

En conferencias, seminarios y hasta “expertos” en temas varios siempre escuché que debía olvidar el pasado, que este no existía, que el futuro tampoco y debía vivir el presente, como siempre cuestionando porque eso fue lo que aprendí en filosofía, simplemente afirmaba, si digo que el pasado o el futuro no existe, ¿por qué están en mi mente aquellos momentos en los cuales fui triunfador?, ¿por qué aún existen esos momentos de viajar?, esas sensaciones de simplemente recordar, ¿¡por qué carajos! pienso en viajar y disfrutar al lado de mi familia?, ¿por qué planear llevar a mi viejo a ver al real Madrid en su estadio?, si realmente no existe el pasado ni el futuro, en conclusión ¿por qué para mi es presente en mi mente?

La respuesta fue sencilla, el pasado existe porque como me comporté en el pasado pude llegar a mi presente y los sigo viviendo porque me hace feliz saber quién soy, me hace ser exitoso quien soy y este presente como lo viva hará de mi la persona del futuro, con la actitud que lo afronte así llegaré, porque al final el futuro llegará conmigo o sin mí, pero llegará, si mujer, el futuro contigo o sin ti llegará y con la actitud como estés viviendo tu presente hará que tu futuro siga siendo el que quieras, VIVE, LLORA, AMA, CAE, LEVÁNTATE Y DE NUEVO CAE, al final tu actitud hará de ti que el PODER no lo entregues porque eres LA MEJOR, LA MUJER y LA EMOCIÓN, y no porque te lo diga yo, sino porque la ciencia, la historia y hasta los números lo dicen, falta que tú lo creas.

Vamos a comenzar con saber quiénes somos y quienes no somos y para esto quiero traer AL PASADO, EL PRESENTE Y EL FUTURO… Continuará…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *